sábado, 2 de junio de 2012

Las técnicas de reproducción asistida para todos los modelos familiares

....... con madres solteras, lesbianas o parejas ensambladas

La definición de "nuevos modelos familiares" se ha ampliado con la inclusión de las familias generadas a través de los procesos de reproducción asistida, como las que forman 2 mujeres, las madres solteras, divorciados o separados que se unen en una nueva pareja, según quedó puesto de manifiesto en el 29º Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad, SEF, celebrado en Granada.
 
 
Acta Sanitaria Granada 21/05/2012
Del Congreso se desprende que en la sociedad actual ya no existe un único modelo de familia. Si la existencia de estos nuevos tipos de familias, aparte de los hijos que ya tienen cada uno, quieren tener descendencia en común, y esto va de la mano de la evolución tecnológica de los tratamientos de reproducción asistida, su aceptación va unida a los avances sociales.

A este respecto, el Dr. Alfonso de la Fuente, responsable del Grupo de Ética y Buena Práctica Clínica de la SEF, explica que "la mayor parte de la sociedad española ya acepta estos nuevos modelos de familia. Es una cuestión de tiempo, pero es innegable que la aceptación social va avanzando y cada vez es mayor. Lo que sí es cierto es que los países en los que estos nuevos modelos familiares llevan presentes más tiempo son los que están más avanzados en su aceptación",
"Que un niño tenga 2 madres, 2 padres o sólo a su madre puede chocar, pero en la sociedad en la que vivimos -en la que también hay muchos 2º matrimonios, padres divorciados, etc.-, al final, cada familia pasa a ser única y lo más importante es el cariño y la confianza que se ofrece a los hijos", apunta la Dra. Vicenta Giménez, miembro del Grupo de Interés de Psicología de la SEF y moderadora de la ponencia en la que se tratan los temas de psicología y se abordan los nuevos modelos familiares.

Familias monoparentales

Al decir de la Dra. Giménez, dentro de los nuevos modelos de familia cobran una especial importancia las mujeres que deciden ser madres en solitario, es decir, las familias monoparentales. 
¿Por qué ha emergido con tanta fuerza este nuevo modelo en los últimos años?
 De acuerdo con esta especialista, la razón estriba en "el acceso cada vez mayor de la mujer a la educación superior y, en consecuencia, a un desarrollo profesional, y el hecho de no haber encontrado entre tanto la pareja con la que poder desarrollar un proyecto familiar". 
Así, estas mujeres llegan a una edad en la que ya están al límite de su edad fértil y tienen una situación económica que les permite sostener una familia y deciden recurrir a los tratamientos de reproducción asistida, TRA, aunque también hay casos -aunque son una minoría- de mujeres jóvenes que están convencidas de ser madres y no esperan a tener una pareja para serlo.
En lo que se refiere a las TRA más utilizados por estas mujeres y aunque no se puede generalizar, "las mujeres solteras suelen recurrir en la mayoría de los casos a las técnicas de inseminación artificial, pues sólo necesitan el semen de un donante. Sin embargo, puede darse el caso de que esta mujer, además, tenga problemas reproductivos, por lo que tendría que recurrir, pues, a la Fecundación in Vitro, FIV", indica el Dr. De la Fuente.

Monoparental frente a heterosexual

La Dra. Giménez pone de relieve que la principal diferencia de una familia monoparental frente a una familia heterosexual que acude a los TRA es la carga emocional para afrontar el tratamiento.
 "Las parejas heterosexuales que acaban recurriendo a la reproducción asistida llegan a la clínica con un nivel de ansiedad, estrés y tristeza importante tras haber estado intentando ser padres de forma natural. Sin embargo, una mujer soltera ya asume, de inicio, que tiene que recurrir a los TRA para ser madre y cuando llega a la clínica lo hace cargada de ilusión, alegría, esperanza… porque de entrada no tiene ningún problema reproductivo".

No obstante, ante el fracaso del tratamiento los especialistas reconocen que no hay diferencia entre los distintos modelos familiares: todos ellos necesitan ayuda para superarlo y afrontar un nuevo tratamiento.