martes, 8 de julio de 2008

Historial Clínico radiológico digitalizado en Osakidetza

http://www.actasanitaria.com/actasanitaria/frontend/desarrollo_noticia.jsp?idCanal=10&idContenido=8781
EN 2009, CADA PACIENTE DEL PAÍS VASCO DISPONDRÁ DE SU HISTORIAL CLÍNICO RADIOLÓGICO DIGITALIZADO
Gabriel Inclán
Bilbao 08/07/2008.

El Consejero de Sanidad del País Vasco ha presentado en Bilbao un proyecto de innovación tecnológica para la digitalización de imágenes de radiología en el Servicio Vasco de Salud/Osakidetza: cada paciente podrá disponer de su historial clínico radiológico único a través de este proyecto que arranca con una inversión de 12 millones de euros.

Osakidetza ha puesto en marcha un proyecto de desarrollo tecnológico e innovación denominado 'Proyecto Global de Gestión de la Imagen Radiológica' que ha sido dotado en su primera fase con un presupuesto de 12 millones de euros.
Según el consejero de Sanidad del País Vasco, Gabriel Inclán, este proyecto posibilitará que cada paciente disponga de su Historial Clínico Radiológico Único, en el que se recogerán "de forma individualizada y rigurosa" la totalidad de los estudios radiológicos que se le hayan realizado.

Este archivo informático estará disponible para el personal autorizado "en todo momento y lugar" de la red sanitaria pública vasca.
Más de 2 millones de estudios radiológicos"Con la digitalización de las imágenes radiológicas, Osakidetza se sitúa en la vanguardia de la calidad y rapidez asistencial en esta materia", aseguró Inclán y añadió que, cada año, se registrarán informáticamente más de 2 millones de estudios radiológicos.

En esta primera fase, un total de 2.000 facultativos clínicos se beneficiarán de esta iniciativa y más de 150 radiólogos trabajarán directamente con este nuevo sistema de gestión, mientras que, en el segundo semestre de 2009, con una segunda fase, valorada en otros 10 millones de euros, la digitalización de las imágenes radiológicas se extenderá, por una parte, a todo el resto de hospitales de Osakidetza con sus respectivos ambulatorios y, por otra, a otras especialidades clínicas como dermatología, digestivo u oftalmología.

Los primeros centros que van a proceder a digitalizar y archivar las imágenes radiológicas son los hospitales de Cruces, Basurto, Donostia, Galdakao-Usánsolo y Txagorritxu, así como sus centros ambulatorios de referencia.
Se prevé que este proyecto esté plenamente operativo durante la primera mitad de 2009 en los centros citados, con lo que más de 2 millones de personas "van a ver mejorada su calidad asistencial" con este nuevo sistema de gestión de las imágenes radiológicas: rayos X, ecografías, escáneres (TACs), resonancias, mamografías, etc.

Como destacó el consejero, la implantación del nuevo sistema generará importantes beneficios directos para los pacientes y, al mismo tiempo, supondrá un beneficio medioambiental y un ahorro económico y, por lo tanto, una mejora en la eficiencia de las prestaciones.
Asimismo, los facultativos dispondrán de forma simultánea de todas las imágenes radiológicas que se hayan realizado previamente a un paciente, un procedimiento con el que se podrá evitar que el enfermo se someta a nuevas exploraciones radiológicas si no son estrictamente necesarias.

Facilitar interconsultas y segundas opiniones.
Disponer de todo tipo de exploraciones en la misma estación de diagnóstico permitirá a los profesionales radiólogos trabajar mediante procedimientos integrados, lo que posibilita interpretar conjuntamente los signos de una misma lesión con pruebas diferentes (ecografías, resonancias, TACs, etc.).
Como señaló el consejero, esta visión conjunta aporta una información más precisa que si se interpretan las pruebas de forma individual.

El proyecto facilitará, por otra parte, las interconsultas y segundas opiniones.
Del mismo modo, se podrán valorar en un centro aquellas pruebas que hayan sido realizadas en ambulatorios de referencia donde no hay radiólogo.
La iniciativa conllevará igualmente un sustancial ahorro económico "al reducirse paulatinamente" la producción de imágenes radiológicas en plástico.

De acuerdo con las previsiones de Osakidetza, la inversión realizada se amortizará en un período de 4 años desde su implantación definitiva, por lo que se generarán ahorros netos a partir de ese momento.