sábado, 21 de abril de 2007

Guia del paciente Quirurgico: ¿Como ir al Hospital I ?

Antes de la operación
El Servicio de Admisión será su primer contacto con la Clínica y su personal lo guiará para que su ingreso y estadía estén libres de problemas administrativos.
Una vez en su pieza, las enfermeras lo recibirán y le explicarán como serán atendidas todas sus necesidades. Ellas cumplirán las indicaciones preoperatorias de su médico cirujano, administrarán los medicamentos y tomarán los exámenes que corresponda.

La anestesia es una parte importante de la cirugía. Si usted no ha tenido contacto con el anestesista, él conversará con usted, le aclarará sus dudas y recibirá todos sus antecedentes clínicos.

¿Porqué debe estar tranquilo?
El equipo médico quirúrgico que participa directamente en su cirugía se encuentra respaldado por el cuerpo médico de Clínica Las Condes.Este abarca todas las disciplinas de la medicina y está organizado para trabajar en equipo.

La presencia permanente del cuerpo médico facilita la solución de cualquier eventualidad durante o después de la cirugía.Se puede recurrir instantáneamente a otra especialidad en caso de necesidad. Clínica Las Condes posee un exclusivo y moderno equipamiento anestésico, que permite controlar y mantener visibles, todos sus signos vitales en tiempo real. Nuestros pabellones están equipados con toda la tecnología necesaria para la relización, con máxima seguridad, de cualquier tipo de cirugía.

Nuestra moderna y exclusiva Unidad de Cuidados Intensivos cuenta con profesionales y tecnología para entregar tratamientos de la más alta complejidad, en forma racional y oportuna.
Indispensable para su tranquilidad es que su cirugía se realice en un recinto hospitalario, en que se puedan tomar todas las medidas para enfrentar una emergencia.

Otras recomendaciones
Descanse bien la noche anterior. Esto ayuda a disminuir el estrés.
Es recomendable que las comidas que se realicen el día antes sean livianos y libres de alcohol.
En lo posible no use maquillaje ni barniz de uñas, no permiten un adecuado control de sus signos vitales.
No suspenda los medicamentos que usa normalmente, salvo indicación expresa de su cirujano.
Recomiende a sus familiares controlar el número de visitas. Usted necesitará privacidad y descanso de la operación.

¿Porqué es necesario ayunar?
Si va a someterse a una intervención quirúrgica, debe dejar de comer y beber algunas horas antes de operarse. Será el médico tratante quien le indique cuántas horas de ayuno se necesitan.

El ayuno es una molestia mínima indispensable para evitar otras de mayor envergadura. De este modo se previene el vómito y la náusea, y se disminuye el riesgo de que el contenido del estómago refluya hacia los pulmones mientras está anestesiado.

En general, se recomienda un ayuno de líquidos de al menos seis horas antes de la intervención, y de sólidos de ocho horas. En los niños se puede considerar períodos de ayuno más cortos y permitir algunos sólidos o leche, en cantidades restringidas, hasta seis horas antes.

En el pabellón
Su equipo médico y las enfermeras de pabellón se harán cargo de sus cuidado y prepararán todo para su intervención.

Usted encontrará que el recinto se encuentra dotado de una gran cantidad de equipos. Nuestros pabellones cuentan con toda la tecnología necesaria para la realización de cualquier tipo de cirugía con el menor riesgo para usted, además de una completa asepsia y aire filtrado. Todo esto se refleja en nuestros excelentes resultados en el control de infecciones.

Después de la cirugía
En la sala de cuidados post operatorios, el personal médico y de enfermería estarán a su lado todo el tiempo, preocupados especialmente de:
Mantener su presión arterial, pulso, temperatura, diuresis (orina), oxigeno de la sangre y otros signos normales.

Aliviar su dolor. El dolor es el principal síntoma del postoperatorio, teniendo repercusiones negativas sobre su estado emocional y también sobre el funcionamiento normal de sus organismo. Por eso es aconsejable combatirlo activamente. Su familia será informada acerca de su estado por su cirujano.

De regreso a su habitación
Su cirujano, las enfermeras y la nutricionista vigilarán su restablecimiento. Si siente dolor, pida a la enfermera un analgésico. Ella le administrará lo que su médico le indicó para esta situación.

En caso de operaciones muy dolorosas, el manejo de su dolor podrá ser encargado a especialistas del Programa del Dolor Agudo. Será una decisión de su médico tratante.

No se quede inmóvil en la cama. Mueva sus extremidades y practique inspiraciones profundas le ayudarán a una más pronta recuperación de su organismo. La enfermera lo instruirá sobre sus ejercicios y acerca de cómo toser para evitar el dolor.

Aunque depende del tipo de operación, es probable que su dieta progrese en forma gradual. Al principio será alimentado sólo a través de suero intravenoso. Luego podrá ingerir líquidos y, finalmente, sólidos. Su aparato digestivo puede no funcionar del todo normal durante los dos o tres primeros días.

Otras molestias de menor significación pueden presentarse durante el primer día, como náuseas, dolor de cabeza, dolor de garganta, somnolencia, entre otras. Avise a su enfermera, quien le dará una solución.

Queremos que usted se sienta tranquilo en todo momento.¡ No dude en preguntar todo lo que necesita saber!

¡Para eso estamos! Si usted está tranquilo al momento de someterse a una cirugía, su recuperación será mucho mejor. Y para eso es necesario que esté informado sobre el procedimiento que se le realizará. Recuerde que todas sus preguntas son bienvenidas.