jueves, 8 de enero de 2009

Exostosis Multiples en los Dientes por el Fluor en el Agua

http://www.peru.com/cyberperiodista/cyberperiodista/sgi/portada/2009/01/08/detalle1404.aspx
jueves 08 de enero del 2009

Fluor o teoría de la conspiración
Por: crist cruz
¿Conoce la población el origen del flúor añadido al agua de la red?
¿Saben de sus reconocidos efectos secundarios?
¿Por qué se medica a la población sin advertirle de los efectos nocivos de dicha sustancia?

Surge, como siempre, la gran controversia entre la información oficial de la American Dental Association (ADA) sosteniendo el beneficio preventivo del flúor sobre las caries y la infinidad de trabajos científicos alertando contra los efectos adversos y las contraindicaciones que las sustancias fluoradas tienen.

Haciendo una breve síntesis podríamos decir que esto se remonta al año 1950.
El impulso del flúor aparece en Estados Unidos extendiéndose a Europa, Africa y América Latina. En ese momento las fábricas de acero y aluminio votaban sus deshechos de combinaciones fluóricas residuales en los ríos y fueron multadas por la muerte masiva de peces en el río Columbia.
Estas empresas se vieron obligadas entonces a buscar un uso diario a los residuos de flúor y se aprovecha la información sobre el carácter profiláctico del mismo en la caries dental.

A partir de allí y desoyendo las voces de muchos científicos que inclusive fueron alejados de sus puestos de trabajo por estar en una postura contraria, comienza la ola de la inclusión masiva del flúor en el área de abastecimiento de aguas y odontológia. De los varios artículos publicados mencionaré aquí sólo algunos.

El resultado de las investigaciones del conocido patólogo Jonathan Forman, presidente del Colegio Americano de Alergistas es el siguiente:

La concentración de fluoruro de sodio en la sangre de las personas que ingieren un agua tratada al 1,2ppm causa daños a células humanas in vitro.

La división celular es claramente perturbada, el material nuclear se torna cada vez más denso, la membrana celular se expande interrumpiéndose entonces el proceso de asimilación y desasimilación; la mayoría de las células muere.

En su libro Guía Práctica de Medicina Homeopática, el autor Dana Ullman dedica un capítulo a este tema publicando estudios recientes en el New Scientist con pruebas consistentes de que " el fluoruro destruye la enzima atacando sus vínculos más vulnerables, la delicada red de enlaces de hidrógeno que envuelve el campo de la actividad enzimática " produciendo pues una gama de síntomas y síndromes perjudiciales.

La revista científica Nature informa que la " utilización de agua fluorada en recipientes de aluminio, tiende a aportar a los alimentos, una cantidad bastante superior de aluminio que el agua no fluorada. Sabemos la relación de la ingestión de aluminio y la enfermedad de Alzheimer.

Otros estudios revelan que la fluoración puede en personas sensibles provocar disturbios gastrointestinales diarrea o constipación, dolores musculares, exceso de orina, sed, erupciones cutáneas y fatiga progresiva, síntomas que son diagnosticados de manera errónea por muchos médicos y que tendrían su origen en la ingesta de flúor.

En zonas con aguas muy fluoradas se ven las fuertes manchas en los dientes, múltiples exostosis, osteoesclerosis, osteoporosis.
El flúor tiene carácter acumulativo en el organismo, alojándose primordialmente en esmalte y la dentina del diente, en huesos y cartílagos, luego es absorbido por órganos internos cuando la dosis diarias supera la fisiológica.

Países como Francia, Alemania, Italia, España, Suiza, Suecia, Holanda, Dinamarca, Austria y Bélgica no han fluorado sus aguas.
(rectificación... sí que se está haciendo en algunas partes de España.)

De manera inconsulta la población se ve sometida a la ingesta de dosis masivas de Flúor de forma obligatoria sin la menor elección.

Es inquietante observar como más de 60 tranquilizantes que se venden en el mercado usan flúor en su composición...

Por si las sospechas que suscita el flúor fueran pocas, se ha conocido que el agua del Reino Unido además de llevar flúor en altas porporciones, contenía trazas del antidepresivo "Prozac", y así lo anunció la portada del "The Observer" en su edición de principio de agosto de 2004.

¿Una medicación ilegal en masa?
El flúor es un potenciador de los tranquilizantes...
No pretendemos probar que nos quieran tener drogados o narcotizados, pero sí exponer una verdad que deja al descubierto como muchas instituciones de la salud se niegan a admitir u ocultar parte de la información.

No es contraproducente cepillarnos todos los días los dientes.
El verdadero peligro reside en el desconocimiento de las cantidades de esta sustancia que ingerimos al día:

- cepillados con dentrífico
- Ingestión de agua altamente fluorada
- Alimentos con fluor añadido (leche, sal)
- Complementos vitamínicos con fluoruros
- Medicamentos con fluoruros

Por lo tanto te corresponde a tí, estar informado de la cantidad de esa sustancia que introduces en tu organismo y las cantidades de fluoruro con las que se nos "medica" en el agua potable de la red...

Fuente: Heylen Campos