viernes, 1 de febrero de 2008

Estudio sobre la Inseminación Artificial en España, 2004

http://www.actasanitaria.com/actasanitaria/frontend/desarrollo_noticia.jsp?idCanal=10&idContenido=6544
EN ESPAÑA, TRES DE CADA 200 NIÑOS NACEN A TRAVÉS DE LA INSEMINACIÓN IN VITRO
Dr. Javier Marqueta, coordinador del Registro SEF;
Dr. Buenaventura Coroleu, presidente de la SEF;
Dra. Juana Hernández, vocal del Registro SEF;
Dr. José Antonio Castilla, vocal del Registro SEF.
Madrid 31/01/2008

La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) presentó ayer la última edición del Registro SEF, un trabajo único en España dentro de este ámbito, que se viene realizando desde el año 1993 para hacer un seguimiento de los tratamientos de reproducción asistida (TRA) y que, en esta ocasión, aporta datos como los que señalan que, en 2004 (año en el que se basa el estudio), se realizaron en el país 38.8886 ciclos de reproducción asistida.

Según los expertos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), el embarazo múltiple, uno de los efectos secundarios más temidos por las parejas que deciden recurrir a las técnicas de reproducción asistida, está desapareciendo, dado que, como muestra el Registro SEF-2004, en el año 2004 el 70 % de los 7.866 embarazos de fertilización in vitro (FIV) documentados en el país, fue de un solo feto.

En este sentido, Buenaventura Coloreu, presidente de la SEF, explicó que desde 1999 se viene registrando un aumento progresivo de los embarazos y partos de un único feto y una disminución de paralela de los partos múltiples, lo cual considera un dato importante y una tendencia que equipara a España con el resto de Europa, donde hasta hace poco siempre se ha ido un paso por delante en este sentido.

Este registro, en el que han participado un total de 116 centros de forma voluntaria, acreditados en España para tratamientos de reproducción asistida, refleja también que la edad de las pacientes va en aumento, dato que se constata con un porcentaje que supera el 54 % de mujeres mayores de 35 años (cifra superior al 51 % del año anterior) y que, según Javier Marqueta, coordinador del trabajo, es un reflejo de los cambios sociales y tiene importantes repercusiones, como un descenso de los embarazos, un aumento de los riesgos para mujeres y fetos y un incremento de los costes.

Incidencia de los cambios sociales.
La tasa de gestación es otro de los aspectos que ha mejorado ya que, mientras que en 1993 sólo el 15,2 % de los ciclos iniciados acabaron en embarazo, en 2002 esta cifra llegó al 30,7 % y, en 2004, esta tasa alcanzó en los ciclos de FIV+ICSI el 32,2 %, resultados muy superiores a la media europea de ese año, lo que sitúa a nuestro país, según José Antonio Castilla, vocal del Registro, en los puestos de cabeza.

Castilla apuntó además que, dentro de las causas de esterilidad destaca un nuevo dato, y es que en un 36,2 % de los casos éstas fueron masculinas.
Así, en referencia al aumento del factor masculino como indicación de TRA, el vocal afirmó que la disminución de la calidad seminal o de la fertilidad masculina es un tema a debate, dado que "parece un hecho cierto la disminución del número de espermatozoides, al menos en ciertas áreas geográficas".

Otra de las vocales del Registro, Juana Hernández, comentó que la inseminación artificial es una técnica muy sencilla que se define como el depósito de espermatozoides de forma no natural en el útero en el momento próximo a la ovulación con el fin de conseguir un embarazo, ya sea con esperma de la pareja (inseminación artificial conyugal o IAC) o de donante (inseminación artificial de donante o IAD), y que, en España se realizaron 24.329 ciclos de inseminación artificial en el año 2004, el 80 % de IAC y el restante 20 % de IAD.

Buenaventura Coloreu manifestó que, a pesar de la mejora de España dentro de este ámbito, todavía queda mucho por alcanzar y, a esto, ayudaría el que la Administración Pública contribuyera mediante la elaboración de su propio registro a escala nacional, de estudios acerca de la reproducción asistida o a través de la subvención de medicamentos destinados a este fin, facilidades que afectarían a cerca de 600.000 parejas y posicionarían a nuestro país a la altura de estados como Dinamarca, donde un 4 por ciento de los niños nacidos fueron mediante estas técnicas.
Arantxa Mirón Millán
VER: Registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF)