domingo, 14 de enero de 2018

Sistemas de alargamiento del Hueso

Para mas información, visitar el sitio de short people support (en inglés)


Para pacientes hasta 35 años. Sistemas:
1) Fijación externa exclusiva
Este es el método tradicional de tratamiento, y consiste en la aplicación de aparatos externos, que permiten separar progresivamente los extremos del hueso intervenido.
Las ventajas de este método están en lo mínimamente invasivo de su aplicación, y en que permiten realizar el alargamiento en forma muy controlada. La principal desventaja es la incomodidad que puedan provocar por lo voluminoso de los aparatos, y por el tiempo que deben permanecer en su lugar. Por ejemplo, para un alargamiento de 5 cm, los tutores deben permanecer instalados por aproximadamente 200 días.
 2) Alargamiento a través de un clavo endomedular
En esta técnica, el hueso intervenido es estabilizado con un dispositivo interno, que lo mantiene perfectamente alineado, y permite guiar el alargamiento que se produce a través del tutor externo. Es una técnica combinada, cuyas ventajas son permitir un alargamiento lineal predecible, estabilizar y darle mayor protección al hueso regenerado y de esta forma disminuir el tiempo necesario de uso del fijador externo. En general, con esta técnica, para un alargamiento de 5 cm, los tutores se dejan en su lugar aproximadamente 100 días.
La desventaja es que requiere mayor cirugía, el tiempo operatorio aumenta, y existe una teórica posibilidad mayor de infecciones.
 3) Alargadores intramedulares
Con esta técnica se elimina la necesidad de utilizar fijadores externos, pues se implanta un dispositivo interno, capaz de ir alargándose con los movimientos naturales que realiza el paciente. Hasta la fecha, sólo 2 dispositivos han sido autorizados por la FDA (Food and Drug Administration).Uno de ellos es el ISKD. Este clavo, posee un mecanismo que permite el alargamiento óseo en forma progresiva. A través de un monitor externo magnético, el paciente puede saber cuántos mm se alargan por día.
Con este método no se recomienda alargar más de 5 cm, pues las complicaciones habitualmente aparecen si se intenta superar este límite. Durante la operación, se operan simultáneamente ambas extremidades. Idealmente se realiza en los Fémures. Si el paciente desea 5 cm adicionales, esto se lleva a cabo en ambas Tibias, mediante una nueva operación, no antes de 8 meses desde la cirugía previa.
La gran ventaja de este método es la eliminación de los tutores externos, por lo que la posibilidad de infección es muchísimo menor. Además, al no haber elementos externos, es mucho más cómodo para los pacientes.
La desventaja principal radica en la forma en que el alargamiento se lleva a cabo. El médico y el paciente sólo pueden decidir el límite del alargamiento, pero la velocidad depende de las actividades del paciente. De esta forma, podemos enfrentarnos a 2 escenarios adversos. En 1º lugar, aquellos pacientes que son muy activos pueden tener un alargamiento demasiado rápido (más de 1 mm al día), que puede llevar a una tracción excesiva de los tejidos blandos, como nervios o músculos, produciendo dolor, rigidez de las articulaciones y pudiendo disminuir la capacidad de regeneración ósea. Si el monitor magnético y/o las Rx detectan este problema, inicialmente puede “enlentecerse” el alargamiento mediante el uso de órtesis o inmovilizadores externos, sin embargo, a veces debe recurrirse a la cirugía para liberar músculos, tendones, y eventualmente colocar injerto de hueso en las zonas necesarias.
En 2º lugar tenemos la situación inversa. Pacientes muy temerosos, o con poca actividad, pueden tener alargamientos demasiado lentos, que pueden llevar a que el hueso regenere más rápido de lo deseado. En estos pacientes, se indican ejercicios especiales, que permitan avanzar el alargamiento, sin embargo, en algunos casos, es necesario reoperar, para reosteotomizar (dividir) el hueso.
En general, siguiendo estrictamente las indicaciones, el resultado con este método es excelente, y los pacientes retoman sus actividades cotidianas, incluyendo deportes en un período entre 1 y 2 años.
El otro dispositivo autorizado por FDA es el clavo PRECICE, que es manejado en forma externa con una control remoto, permitiendo alargar la extremidad en forma controlada y precisa. Este implante no está disponible en nuestro país, y se estima que su costo debiera ser superior a los 15.000 dólares.
Post Operatorio Inmediato
Habitualmente la hospitalización post operatoria es de 4 días, pero puede variar dependiendo de las condiciones de cada paciente.
Una vez dado de alta, los controles son cada 2 semanas, con Rx.
Durante la fase de alargamiento, el paciente no debe caminar. Requiere de un a silla de ruedas para trasladarse. Sólo se autoriza apoyar brevemente para trasladarse de la silla de ruedas a la cama y viceversa.
Post Tratamiento
El alargamiento se realiza a razón de ¾ de mm al día en cada hueso. Se cita a control medico con Rx cada 2 semanas, y el paciente require Kinesiterapia diaria durante este periodo.
Una vez alcanzado el objetivo de alargamiento, el paciente puede enviar las Rx en forma mensual. Cuando el hueso está completamente regenerado, el paciente debe volver a pabellón, donde se retiran los implantes. Habitualmente se deja una inmovilización por un mes adicional, por lo que puede ser necesario una silla de ruedas.
Por cada centímetro alargado, el paciente requiere mantener los implantes por aproximadamente 35 a 40 días.


No hay comentarios: