jueves, 28 de julio de 2016

¿Que es un Encondroma?


elmundo.es/ RICARDO CUBEDO, S.O.M., Clínica Universitaria Puerta de Hierro (MADRID), viernes 12/01/2007
PREGUNTA.- A mi mujer (45 años) le apareció en una radiografía casual del hombro para ver una tendinitis, una lesión compatible con encondroma en la unión metafiso-diafisaria del húmero de forma longitudinal de unos 3 cms. Así es lo que le diagnosticó el radiólogo en una RMN a petición del traumatólogo. No presentan molestias ni síntomas de enfermedad. Sin embargo, se le ha requerido una gammagrafía ósea
Mi pregunta es si con esta prueba se puede llegar a un diagnóstico definitivo o se debe seguir con una actitud más investigadora con otras pruebas por si hubiera confusión con condrosarcoma. ¿Cuál sería el seguimiento de esta tumoración y a través de qué pruebas y cuál es la evolución probable en los próximos meses?
RESPUESTA.- Un encondroma es un tumor benigno del hueso que no tiende a crecer y que sólo se maligniza en rarísimas ocasiones. Tan sólo con la radiografía simple se puede distinguir casi siempre un encondroma (benigno) de un condrosarcoma (maligno). Aun así, lo sensato es realizar una resonancia que lleva la seguridad casi al grado de certeza. Si las características del encondroma son las típicas, no es bueno biopsiarlo. Tampoco se debe de quitar por si acaso. La única buena razón para extirpar una lesión benigna de este tipo es que duela o moleste de algún modo.
Será bueno mantenerla controlada. Algo sensato sería repetir la radiografía del hombro en unos 3 o 6 meses. Si no ha cambiado nada, ya puede pasar a revisarse cada año. Creo que al cabo de 4 o 5 años, las revisiones se podrían espaciar, tranquilamente, a 2 o 3 años. Mientras las placas simples sean idénticas unas a otras no veo motivo para repetir la resonancia, aunque puede que su traumatólogo se quede más tranquilo que con la radiografía. Tampoco me parece mal.
En el caso de que la lesión crezca o cambie, habrá que biopsiarla. 
Pero, ¡ojo!, la biopsia debe de hacerla un traumatólogo experto en sarcomas, idealmente uno que trabaje en un hospital grande en colaboración con oncólogos y, si es posible, el mismo que acabaría operando la lesión si hubiera de hacerse.
 La biopsia de los sarcomas no es cosa que se deba tomar a la ligera. Si se hace mal, puede complicar muchísimo la cirugía.