martes, 25 de febrero de 2014

Los médicos y enfermeras de AP valencianos dispondrán de una Escala del Dolor

La Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, a través de la Dirección general de Asistencia Sanitaria, está proporcionando a todos los profesionales médicos y de enfermería de Atención Primaria  y de las Unidades de Hospital a Domicilio una herramienta básica para medir el dolor, como es la Escala Analógica Visual, EVA, o Escala del Dolor. Esta Escala servirá para facilitar la labor con los pacientes mediante el uso de esta herramienta. 
La Escala del Dolor es fruto de un convenio de colaboración entre la Consejería de Sanidad  y la Fundación Grünenthal. Esta Fundación tiene como objetivo la innovación, formación e investigación, y contribuye así tanto a la formación de los profesionales sanitarios, como a la mejora de la calidad de vida de las personas con dolor.
Desde Sanidad de Valencia se ha considerado muy positivo el uso de la Escala del Dolor porque permitirá, además de realizar una adecuada exploración, que se pueda valorar de forma rápida y sencilla el grado de dolor a través de su “cuantificación” por el propio paciente y registrar el resultado en Abucasis, lo que facilitará la toma de decisiones sobre el tratamiento y el posterior seguimiento.
Evaluacion y registro del dolor.
En próximas fechas, un médico y una enfermera de cada Centro de Salud asistirán a una sesión sobre evaluación y registro del dolor, para la que se les convocará próximamente en un centro -hospital o centro de salud- a determinar, con sistema de videoconferencia más cercano, que permitirá homogeneizar el uso de las herramientas de valoración del dolor y su registro en las historias clínicas de Atención Primaria, con la idea de que luego puedan a su vez transmitir estos procesos a través de una breve sesión clínica en cada centro.
El dolor tiene una elevada prevalencia -17% de la población española adulta- y constituye la 1ª causa de consulta en Atención Primaria. Una adecuada evaluación y el registro en la historia clínica electrónica del paciente resultan claves para un tratamiento eficiente.