viernes, 11 de septiembre de 2009

Proteina y Sindrome de Ewing

http://oncologia.diariomedico.com/2009/09/03/area-cientifica/especialidades/oncologia/investigacion/proteina-truncal-exito-quimioterapia-ewing-cancer-grave-infantil

Jordi Montaner. Barcelona. - Jueves, 3 de Septiembre de 2009
IMPIDE BUENOS RESULTADOS EN PACIENTES PEDIÁTRICOS
Una proteína trunca el éxito de la quimioterapia en Ewing
Expertos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) han identificado a la caveolina-1 como una diana transcripcional de oncogén vinculada al fracaso del tratamiento con cisplatino y doxorrubicina en el sarcoma de Ewing, un grave cáncer infantil.

Óscar Martínez Tirado es el primer firmante de un artículo que se publica en la edición digital de International Journal of Cancer, en el que informa de la identificación de una proteína de la membrana celular, la caveolina-1, que actúa como diana transcripcional del oncogén en el sarcoma de Ewing y dificulta el éxito de la quimioterapia con cisplatino y doxorrubicina en los afectados por este cáncer.

"Es la 1ª vez que se relaciona esta proteína con la resistencia a los fármacos quimioterápicos que presenta el sarcoma de Ewing", ha dicho a Diario Médico Óscar Martínez Tirado, jefe del Grupo de Investigación en Sarcomas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), en Barcelona.
Tanto Martínez Tirado como Vicente Notario, cofirmante del trabajo, empezaron a investigar el papel de la caveolina-1 como diana transcripcional de oncogén en el Lombardi Cancer Center de la Universidad de Georgetown, en Washington.

"Durante varios años investigamos in vitro cómo el oncogén actúa a modo de capo mafioso en la producción del tumor, empleando para tal fin a distintos testaferros", según Martínez Tirado, que sabía que el sarcoma de Ewing es uno de los tumores en los que el oncogén consigue las tasas de resistencia terapéutica y de recidiva más profusas.

Especularon con distintos transcriptores (testaferros), hasta que dieron con el más eficaz de todos: la caveolina-1.
El autor ha subrayado que en los niños con sarcoma de Ewing la quimioterapia consigue un éxito de entre el 65 - 70 % en tumores primarios; "pero queda un remanente de células que resiste y que, a los 4 o 5 años, da pie a tumores de crecimiento mucho más agresivo, con metástasis en un tercio de los casos".

La caveolina-1, según ha especificado Martínez Tirado, es una proteína de membrana muy activa que actúa como diana transcripcional para que el oncogén resista a la quimioterapia y posteriormente procure la recidiva del tumor.
En el 1º cometido se sirve de la enzima PKC-alfa, "que actúa a modo de guardaespaldas del oncogén, defendiéndole del insulto terapéutico que supone la acción del cisplatino combinado con doxorrubicina".

Proteína controvertida.
Lo curioso de esta proteína es que ejerce funciones opuestas dependiendo del cáncer de que se trate.
"Si un experto en cáncer de mama viera que estudiamos la posibilidad de inhibir selectivamente la caveoliona-1 en el sarcoma de Ewing se echaría las manos a la cabeza, puesto que en aquel tumor la proteína ejerce una función supresora; en cambio, en el sarcoma de Ewing, al igual que en el cáncer de próstata y tal vez el de páncreas, la caveolina-1 funciona como testaferro deletéreo", ha apuntado.

En la actualidad, el grupo de Martínez Tirado investiga posibles mecanismos farmacológicos de inhibición selectiva de la caveolina-1, "para que en un futuro no lejano dispongamos de un medicamento inhibidor eficaz".

Un cáncer grave infantil
El sarcoma de Ewing es un cáncer de huesos que representa entre el 2 - 3 % de los tumores infantiles.
Tiene una incidencia anual de 0,6 casos por millón de habitantes.
El pronóstico de la enfermedad es grave, más aún en caso de recidiva tumoral.
Además, se disemina a menudo a otras partes del cuerpo, partiendo de la médula ósea a los pulmones, riñones, corazón y glándula suprarrenal.

En un porcentaje aproximado al 30 % de los casos la quimioterapia con cisplatino y doxorrubicina no es efectiva.
Martínez Tirado reconoce que la escasa incidencia de los sarcomas, y en particular del sarcoma de Ewing, invita poco a las investigaciones.
"En cambio, hay muchos trabajos en marcha con caveolina-1 que sin duda ayudarán a los enfermos".