viernes, 27 de febrero de 2009

El tratamiento para el Osteosarcoma Infantil en España

http://www.cun.es/nc/la-clinica/servicios-medicos/pediatria/al-dia/noticias-del-departamento/noticia/back/985/actualidad/una-investigacion-aumenta-las-posibilidades-de-personalizar-el-tratamiento-del-osteosarcoma-infantil/
viernes 13 febrero de 2009
Una investigación aumenta las posibilidades de personalizar el tratamiento del osteosarcoma infantil

» Vér vídeo de la técnica
Según los resultados de un estudio elaborado por especialistas de la Clínica y de la Universidad de Navarra, que se publicará próximamente en la revista científica especializada “The Journal of Pediatrics”.
» Ver vídeo de la técnica

Un equipo de especialistas de la Clínica Universidad de Navarra ha comprobado la existencia de variantes genéticas que presentan mayor resistencia a un determinado tratamiento y una mayor toxicidad del fármaco en algunos pacientes infantiles afectados de osteosarcoma.
De este modo, el trabajo profundiza en los mecanismos de la enfermedad para poder obtener en el futuro una personalización terapéutica.

En concreto, la investigación se ha centrado en el análisis de los efectos secundarios debidos a la administración de metotrexato en 100 de estos pacientes.
“Hemos elegido este medicamento porque para tratar el osteosarcoma infantil se administran dosis muy elevadas, cuantificadas en gramos, lo que significa multiplicar por mil las dosis de metotrexato que se aplican en otras enfermedades oncológicas más frecuentes, como puede ser la leucemia. Unas dosis tan altas pueden provocar efectos tóxicos muy importantes, de ahí la necesidad de conocer los mecanismos genéticos que intervienen en la resistencia al tratamiento y en la tolerancia al fármaco”, detalla la doctora Ana Patiño, investigadora principal del artículo que se publicará en la revista científica “The Journal of Pediatrics”, segunda de mayor impacto mundial en su especialidad.

En el estudio han participado también el doctor Luis Sierrasesúmaga, director del departamento de Pediatría de la Clínica Universidad de Navarra y especialista en oncología pediátrica, como autor senior;
la doctora en Ciencias Biológicas, Marta Zalacain (Universidad de Navarra);
el doctor Mikel San Julián, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología y
la técnico de laboratorio, Lucía Marrodán (Universidad de Navarra).

Cabe destacar que la doctora Marta Zalacain sufrió a los 11 años un osteosarcoma, patología de la que fue tratada y curada en la Clínica por el equipo del doctor Sierrasesúmaga, grupo con el que esta bióloga y bioquímica actualmente trabaja e investiga los mecanismos de la enfermedad.

Serie importante de pacientes
El trabajo ha sido elaborado sobre una serie de 100 pacientes, una de las más largas del mundo dada la escasa incidencia de la enfermedad, estimada anualmente en una persona por cada millón de habitantes.

Para dar una idea de la importancia de la serie estudiada cabe señalar “que en toda España se diagnostican una media anual de 45 pacientes infantiles afectados por un osteosarcoma. Por tanto, el centenar de pacientes que hemos estudiado supone una serie muy larga que además aporta la excepcionalidad de ofrecer acceso a su material genético, al material del tumor y a todos los datos clínicos completos de los cien pacientes estudiados”, afirma el doctor Sierrasesúmaga.

Un 70% de supervivencia en la Clínica
El pronóstico de supervivencia de los pacientes pediátricos tratados en la Clínica Universidad de Navarra de un osteosarcoma, incluidos los metastásicos, se sitúa en el 70%, frente al 60-65% de media de otros centros internacionales de referencia en el tratamiento de esta enfermedad oncológica.
“Como consecuencia de la elevada supervivencia obtenida –añade la doctora Patiño- nuestra preocupación no sólo se centra en los pacientes que tratamos, sino también en la calidad de vida de aquellos que superan la enfermedad, de ese 70%”.

Con tal motivo, el objetivo del trabajo de investigación radica en encontrar herramientas terapéuticas que minimicen los efectos tóxicos de los tratamientos y maximicen los efectos terapéuticos.
“Observando las variantes genéticas de los genes implicados en el metabolismo del metotrexato hemos comprobado que algunas de estas variantes están asociadas a diferente toxicidad del fármaco y a obtener mejores o peores efectos terapéuticos”, describe la especialista.

En concreto, el equipo investigador ha estudiado las variantes genéticas de los niños en quienes los tumores se presentaban intrínsecamente resistentes al medicamento.
Son aquellos pacientes en los que es necesario administrar dosis muy elevadas de metotrexato para obtener una buena respuesta.
Para conocer estos detalles, los investigadores han contado con la estrecha colaboración del departamento de Farmacología de la Clínica Universidad de Navarra donde se ha analizado la cinética del fármaco en sangre en cada uno de los pacientes estudiados.

“De este modo, hemos comprobado si el niño eliminaba la cantidad de fármaco que restaba después de haber producido el efecto terapéutico necesario, ya que en caso de que no lo eliminase, podía provocarle una toxicidad importante”, advierte la doctora Patiño.
Como resultado de la investigación, los especialistas han identificado la variante genética responsable de esa mayor toxicidad del metotrexato que afecta a determinados niños con osteosarcoma.

“Aunque de momento, el genotipo no cambia todavía el tratamiento de la enfermedad, el objetivo es ir ampliando de forma paulatina este tipo de estudios genéticos mediante un análisis cuyos resultados pueden obtenerse fácilmente, en una hora y media. En este sentido, se trataría de localizar nuevos genes y poder ir ajustando así las dosis de los diferentes fármacos que administramos para conseguir maximizar los resultados terapéuticos y minimizar la toxicidad en cada uno de los pacientes tratados”, concluye la investigadora.