sábado, 8 de noviembre de 2008

Tecnologia aplicada a la Traumatologia y Cirugia Ortopédica

http://www.actasanitaria.com/actasanitaria/frontend/desarrollo_noticia.jsp?idCanal=1&idContenido=10323
EN 10 AÑOS LA TECNOLOGÍA SANITARIA TRANSFORMARÁ LA PRÁCTICA CLÍNICA EN TRAUMATOLOGÍA.

Madrid 07/11/2008
La Real Academia Nacional de Medicina (RANM) y la Fundación Tecnología y Salud (FENIN) han celebrado la I Conferencia del Ciclo 'La aportación de la Tecnología', en este caso, en el área de traumatología y cirugía ortopédica, en la que los expertos han apuntado un cambio sustancial en la práctica clínica.

Bajo el título "Innovación en cirugía ortopédica y traumatología", el Presidente en funciones de la RANM, Manuel Díaz Rubio, el Vicepresidente de FENIN, Julio Vega, el Jefe de Servicio de Traumatología del Hospital la Paz de Madrid, Luís Munuera, el Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, Enric Cáceres, y el Patrono de FENIN, Rafael Martínez, analizaron los avances de la tecnología sanitaria en materia de cirugía ortopédica y traumatología.

Díaz Rubio introdujo a los ponentes y dejó claro que este convenio de colaboración entre ambas entidades trata de difundir las aportaciones de la tecnología sanitaria a las distintas especialidades médicas, en este caso a la traumatología, porque, "el objetivo común de FENIN y de la RANM es la calidad de vida del paciente".

Tejidos biológicamente cultivados fuera del organismo.
El catedrático Luis Munuera, quien es también Académico Honorario de la RANM, presidió este I Ciclo y apuntó: "en la actualidad empieza a presenciarse una innovación en cirugía ortopédica y traumatológica no incremental, sino radical", aunque desde su punto de vista, "transcurrirán de 10 a 15 años hasta que se transforme realmente y en un volumen suficiente para cambiar la práctica clínica".
Además, para Munuera, "esta innovación radical está basada en la tecnología y viene de la mano de la estimulación de los procesos naturales de reparación y regeneración y la introducción de los tejidos biológicamente cultivados fuera del organismo" y añadió: "ya existen algunas pruebas de que está funcionando, a través, por ejemplo del trasplante de condrocitos o de las próteínas óseas BMP7 y BMP2, utilizadas para tratar los defectos óseos graves y las fracturas que no se pueden curan por los medios habituales".

Coincidiendo con Munuera, Luis Cáceres matizó que "El cultivo de microorganismos fuera del organismo humano, para ser transplantados, es el avance más importante de la cirugía ortopédica y la traumatologia".
Para Cáceres, en el caso de la cirugía de la escoliosis, gracias a las nuevas tecnologías aplicadas a este campo "se ha permitido que los pacientes que requerían meses de reposo con yeso, lo que conlleva una importante incapacidad, hayan reducido su estancia hospitalaria a 6 o 7 días, al mismo tiempo que se consigue un resultado mucho mejor desde el punto de vista clínico".
En este sentido, Cáceres hablo del "SRS22", como avance importante en esta práctica clínica, pues, "se trata de un instrumento de medida que valora los efectos de una intervención en cirugía de la escoliosis, analizando lo que supondría para el paciente".

Reducción de costes, intervenciones y estancia hospitalaria.
Respecto a la eficiencia de estos avances, Rafael Martínez, advirtió que "en el abordaje de patologías de la columna vertebral altamente discapacitantes, la tecnología tiene un enorme impacto y en los últimos 7 u 8 años se ha reducido a 1/3 parte los tiempos de reincorporación laboral", siguiendo esta en esta línea, "en una cirugía protésica de rodilla, el producto cuesta menos de la mitad que hace 10 o 15 años, el tiempo de intervención quirúrgica se ha reducido a la mitad, y el periodo de estancia hospitalaria se ha rebajado a 1/3 parte", apuntó Martínez.

Diagnóstico.
Los expertos reunidos en esta conferencia, destacaron los procedimientos de diagnóstico de las patologías más prevalentes en la población en esta especialidad, como son: artritis, artrosis, osteoporosis, dolor de espalda y traumatismos de alta energía.
Para ellos, estas patologías se solucionan en gran medida con la aplicación de estas innovaciones.

En este sentido, Julio Vega, apuntó que "la aportación de la Tecnología Sanitaria, sirve de marco de excepción para difundir el valor y la trascendencia social de la tecnología sanitaria, los beneficios derivados de su aplicación y de su incorporación al Sistema Sanitario".
De hecho, aseguró que la industria de tecnología sanitaria "está comprometida en encontrar soluciones a problemas clínicos no resueltos, orientar la innovación hacia tecnologías más eficientes y facilitar al paciente el acceso a la innovación en el cuidado de su salud".

Para finalizar, Munuera quisó aportar los datos de un estudio sobre las publicaciones referentes a trasplantes en esta especialidad, con el fin de dejar claro que "no hay que fiarse de todo lo que se publica, porque muchos estudios hablan de fases experimentales, cuya aplicabilidad queda lejos de ser efectiva".
Según los datos aportados por el Jefe de Servicio de Traumatología de la Paz, "de 2022 artículos publicados que han cumplido los criterios de inclusión, sólo 97 cumplen los de exclusión, es decir, incluyen que los resultados se han probado en la práctica clínica, y de estos 97 sólo 27 serían fiables en cuanto a metodología y rigor".