sábado, 10 de mayo de 2008

Tumores Oseos: Definición

Tumor en los huesos
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001230.htm#Definición

Definición.
Un tumor óseo es una proliferación anormal de células dentro de un hueso y puede ser no canceroso ( benigno) o canceroso (maligno).

Causas, incidencia y factores de riesgo.
Los tumores óseos a menudo se originan en áreas de crecimiento rápido, pero su causa se desconoce. Las posibles causan abarcan:
1.- Mutaciones genéticas hereditarias
2.- Radiación
3.- Traumatismo
Pero en la mayoría de los casos no se encuentra ninguna causa específica.

Los Osteocondromas son los tumores óseos no cancerosos (benignos) más comunes y suelen aparecer en personas entre los 10 y los 20 años de edad. Algunos de los tumores óseos benignos desaparecen espontáneamente, no requieren tratamiento y se controlan periódicamente mediante radiografías.

Los cánceres que comienzan en los huesos se denominan tumores óseos primarios.
Los cánceres que comienzan en otra parte del cuerpo (como las mamas, los pulmones o el colon) no se consideran tumores óseos.
El mieloma múltiple a menudo afecta o involucra el hueso, pero no se considera un tumor óseo.

Los tumores óseos cancerosos (malignos) comprenden:
a.- Condrosarcoma
b.- Sarcoma de Ewing
c.- Fibrosarcoma
d.-Osteosarcomas

Los cánceres más comunes que se diseminan al hueso son los cánceres de:
1.- Mama
2.- Riñón
3.- Pulmón
4.- Próstata
5.- Tiroides

Estas formas de cáncer suelen afectar a personas mayores.
El cáncer de hueso alguna vez fue muy frecuente entre personas que pintaban con radio sobre la esfera de los relojes (para producir cuadrantes con brillo en la oscuridad).
El pintor "mojaba" la punta del pincel con su lengua para producir un trabajo fino y absorbía cantidades diminutas de radio que se depositaban en el hueso y producían cáncer.
La práctica de usar pintura de radio fue abandonada a mediados del siglo XX.

La incidencia del cáncer de hueso es mayor en familias con antecedentes familiares de síndromes cancerígenos y en los niños, dicha incidencia es aproximadamente de unos 5 casos por millón de niños cada año.

Síntomas.
Fractura ósea, en especial a causa de una ligera lesión (trauma)
Dolor óseo que puede empeorar en la noche
Ocasionalmente se puede sentir una masa e inflamación en el lugar del tumor
Nota: algunos tumores benignos no tienen síntomas.

Signos y exámenes.
Fosfatasa alcalina
Biopsia ósea
Gammagrafía del hueso
IRM
Radiografía del hueso

Esta enfermedad también puede afectar los resultados de los siguientes exámenes:
Isoenzima de la fosfatasa alcalina
Calcio (ionizado)
Radiografía de las extremidades
Radiografía de las manos
Radiografía de las articulaciones
HPT
Calcio sérico
Fósforo sérico

Tratamiento.
Es posible que los tumores óseos benignos no requieran tratamiento, pero deben ser examinados periódicamente para verificar si crecen o se encogen, y es posible que sea necesario realizar la extirpación quirúrgica.

El tratamiento de los tumores malignos que se han diseminado al hueso depende del tejido primario u órganos involucrados y, con frecuencia, se utiliza la radioterapia con quimioterapia o la terapia hormonal.

Los tumores que comienzan en el hueso (tumores malignos primarios del hueso) son raros y requieren tratamiento en centros especializados en el manejo de este tipo de cáncer.
Después de la biopsia, se requiere generalmente una combinación de quimioterapia y una cirugía, y es posible que se necesite la radioterapia antes o después de la cirugía.

Grupos de apoyo.
La persona puede ayudar a disminuir el estrés que produce la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo, donde los miembros comparten problemas y experiencias en común. Para esta afección.

Expectativas (pronóstico).
El pronóstico varía dependiendo del tipo de tumor.
Se espera que dicho pronóstico sea alentador para las personas con tumores no cancerosos (benignos), aunque algunos tipos de estos tumores pueden finalmente volverse cancerosos (malignos).

La mayoría de los pacientes se cura de los tumores óseos malignos que no se han diseminado. Debido a que la tasa de curación depende del tipo de cáncer, localización, tamaño y otros factores, la persona debe discutir su situación con el médico.

Complicaciones.
1.- Dolor
2.- Funcionamiento reducido, dependiendo de la extensión del tumor
3.- Efectos secundarios de la quimioterapia (dependiendo de su tipo)
4.- Diseminación del cáncer a otros tejidos cercanos (metástasis).

Situaciones que requieren asistencia médica.
La persona debe consultar con el médico si tiene síntomas de un tumor óseo.

Referencias.
Skubitz KM, D'Adamo D. Sarcoma. Mayo Clin Proc. 2007;82:1409-1432.
Actualizado: 3/24/2008
Versión en inglés revisada por: Stephen Grund, MD, PhD, Chief of Hematology/Oncology and Director of the George Bray Cancer Center at New Britain General Hospital, New Britain, CT. Review provided byVeriMed Healthcare Network.
Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Traducción y localización realizada por: Dr. Tango, Inc.