sábado, 25 de agosto de 2007

Cancer de Hueso: HME/OMC vs. Condrosarcoma vs. Sarcoma de Ewing

Texto original en la página: www.publispain.com/revista/cancer-de-hueso.htm

El cáncer de hueso .
Es una enfermedad relativamente rara en la que crecen células cancerosas en los tejidos de los huesos.
Existen tres tipos de cáncer de hueso:
1.- condrosarcoma (común en adultos),
2.- osteosarcoma y
3.- sarcoma de Swing, siendo estos dos últimos los más comunes en niños y adolescentes.

¿Qué es el cáncer de hueso?
Se trata de una enfermedad relativamente rara en la que crecen células cancerosas en los tejidos de los huesos. El tumor se puede formar en el hueso o extenderse al mismo desde otra parte del cuerpo.
Cuando el cáncer se inicia en los tejidos de los huesos, se lo denomina cáncer de huesos primario, y cuando las células cancerosas se dirigen al hueso partiendo de otro lugar, se lo denomina cáncer de huesos secundario o metastático.

Los tumores de hueso pueden ser benignos o malignos (cancerosos), y ambos pueden expandirse y comprimir tejido óseo sano, reabsorberlo y reemplazarlo por tejido anormal.

El tipo más común de cáncer primario es el osteosarcoma, también llamado sarcoma osteogénico, que se forma en tejido óseo en desarrollo.
Por lo general, la enfermedad se desarrolla en los huesos largos como los brazos (el húmero), las piernas (el fémur/la tibia) y la pelvis.

En la mayoría de los casos, afecta a jóvenes de entre 10 y 30 años de edad, y se da más en los hombres que en las mujeres.

El condrosarcoma prolifera en el cartílago y afecta principalmente a adultos.
El sarcoma de Ewing se origina en el tejido inmaduro de la médula ósea, y puede ocurrir en cualquier hueso, pero aparece con mayor frecuencia en las extremidades y puede comprometer a los músculos y al tejido blando que rodean al tumor.

Las células del sarcoma de Ewing también se pueden extender (por metástasis) a otras zonas del cuerpo, entre ellas, la médula ósea, los pulmones, los riñones, el corazón, la glándula suprarrenal y otros tejidos blandos.
El sarcoma de Ewing representa alrededor del 2 % de los cánceres infantiles, siendo el segundo tumor óseo maligno.
Aparece con mayor frecuencia en niños y jóvenes de entre 5 y 20 años de edad, y por lo general en varones.

En cuanto a las causas del cáncer de hueso, no se tiene certeza de cuáles son las que originan la enfermedad, aunque la genética juega un papel importante en la mayoría de los casos.
De igual forma, se reconocen factores que aumentan el riesgo de padecer estos tipos de tumor.

En el caso de cáncer de huesos primario:
1.- En los niños los factores de riesgo son: recibir radiación o quimioterapia para un cáncer distinto, predisposición genética. Retinoblastoma, Síndrome de Li-Fraumeni, Exostosis múltiple hereditaria (supercrecimientos anormales de los huesos).
2.- Y en los adultos pueden ser: enfermedad de Pager, exposición a materiales radioactivos.

Síntomas:
Estos pueden variar dependiendo de la ubicación y del tamaño del tumor, pero en general todos son dolorosos.
Los tumores que se localizan en articulaciones o cerca de ellas pueden provocar hinchazón en la zona.
El cáncer de hueso también puede interferir en los movimientos normales y debilitar los tejidos que ocasionen fracturas. También se puede presentar debilidad, fatiga, anemia, fiebre y pérdida de peso.

Tratamientos
Las opciones dependen del tipo, tamaño, etapa del cáncer, edad y estado general de la persona. Comúnmente, como principal medida se recurre a la cirugía, aunque la quimioterapia pre y pos quirúrgica contribuye a evitar muchas amputaciones de miembros.
En el caso del sarcoma de Swing, que tiende a producir metástasis rápidamente, por lo general se usa una quimioterapia combinada, además de radioterapia o cirugía del tumor.